11 / Diciembre / 2018

3 estrategias para avanzar en la HIMSS

Como avançar na HIMSS

La transformación digitales una parte importante de la construcción de un sistema de Salud basado en valor.  En este contexto, el principal objetivo de muchas organizaciones es conquistar la autenticación de Hospital Digital, que posibilita una total integración y optimización de datos y procesos por medio de la tecnología. La Sociedad de Información de Salud y Sistemas de Gestión (Healthcare Information and Management Systems Society - HIMSS) es una asociación internacional responsable por la certificación hospitalaria más respetada en términos de evolución tecnológica.

La Sociedad certificadora que fue fundada en la década de 1960, en Chicago, hoy en día actúa en todos los puntos del mundo desenvolviendo actividades como el Congreso Anual (HIMSS Conference, en Estados Unidos), el programa de desarrollo, la certificación profesional para TI en Salud (CPHIMS) y también el Electronic Medical Record Adoption Model (EMRAM), que funciona como un modelo para implementación de base de datos médicos, que debe ser seguido por las instituciones de Salud para la concepción de la autenticación de excelencia del Hospital Digital.

Claudio Giulliao, director de la Folks, asesoría especializada en informática para la Salud, y quien gerencia la HIMSS Analytics en Brasil, explica la importancia de esa certificación: “El objetivo final es ser un hospital que usa la tecnología con intensidad, tanto en los procesos asistenciales, como en los de backoffice.  Del lado de la asistencia, el modelo amplía la seguridad del paciente, mejorando diversos indicadores que pueden ser acompañados eficazmente por el gestor. Lo mismo ocurre en los procesos de backoffice, alcanzando la organización como un todo y trayendo reducción de costos y consecuente aumento de ingresos.

Etapas

Giulliano explica que la certificación de la HIMSS es reconocida internacionalmente como una guía, una especie de manual de transformación digital en el área de Salud. “El método de trabajo contempla requisitos de procesos, de tecnologías, que se pondrán en práctica por el hospital gradualmente. Para subir de etapas, la institución tiene que cumplir los requisitos.”

El especialista destaca cada una de dichas etapas:

Etapa 0: Completa ausencia de información. No hay Sistema para Laboratorios (LIS), Sistema para Radiología (RIS), ni Sistema para Farmacia (PHIS).

Etapa 1: LIS, RIS y PHIS ya instalados o resultados de exámenes disponibles en la web a partir de prestadores de servicios externos.

Etapa 2: Repositorio de Datos Clínicos (CDR) instalado y centralizado. Puede tener un Vocabulario Médico Controlado (CMV), un sistema rudimentario que sirve de apoyo para la decisión clínica, regresando a la conferencia básica de interacciones. Ya existe alguna capacidad de intercambio de información clínica-asistencial. A partir de esta etapa, las implementaciones pasaran a ser más trabajosas.

Etapa 3: La documentación de enfermería presente en el historial clínico electrono. Sistema de soporte a la decisión clínica (CDSS) para verificar los errores que se produzcan, durante la prescripción y pedidos de exámenes. PACS disponibles fuera de la radiología.

Etapa 4: Sistema de Prescripción y pedidos de exámenes instalado en por lo menos un área asistencial. Sistema de apoyo a la toma de decisiones basado en protocolos clínicos.

Etapa 5: PACS completo con la sustitución de las láminas radiográficas en favor de la flexibilidad y extrema calidad de las imágenes digitales. Esta etapa merece inversiones mayores, porque inserir este tipo de sistema garantirá mejorías significativas en el flujo de trabajo de la institución.

Etapa 6: Sistema completo de apoyo a las decisiones, circuito cerrado de gestión de medicación. Existe la posibilidad de tratar los datos clínicos por medio del análisis estadístico.

Etapa 7: PEP completo e integración máxima en todos los departamentos del hospital. Data Warehousing abastece informes complejos, conteniendo resultados clínicos-asistenciales trabajados por soluciones en Business Intelligence (BI).

 

Estrategias

Giulianno explica que la intuición que desea alcanzar la autenticación de Hospital Digital debe trazar un proyecto consistente para la superación de cada etapa. Él enumeró tres estrategias cruciales para avanzar en la HIMSS:

1- Planificación:

Se necesita establecer un proceso ordenado para que la institución sea digital, esta transformación no será de un día para otro. Contar con un cronograma, con metas reales de implementación, es fundamental para quien desea recorrer el largo camino que lleva a las etapas más altas de la certificación HIMSS

Igualmente, la planificación permite identificar claramente cuáles son las metas a ser alcanzadas y crear indicadores que ayudarán al gestor a medir el éxito del proyecto.

2- Elección del sistema:

El sistema de gestión hospitalaria y las otras herramientas que serán adoptadas por el hospital, como el PEP, deben ser elegidos con cuidado. La institución no conseguirá llegar a la etapa 7 si la tecnología no cumple los requisitos exigidos por la certificación hospitalaria.

La elección consciente debe ser hecha con base en las necesidades de cada organización, pero también en aquello que determina cada etapa de la certificación. Pero, antes de hacer dicha elección, el hospital debe conocer cada uno de sus procesos y saber de qué forma aquel determinado sistema irá a actuar para convertirlo más eficiente.

3- Proporcionar coparticipación.

Con la planificación definida, los procesos mapeados, la tecnología implementada, lo fundamental es garantir la participación y el trabajo en equipo. Es necesario envolver a todo el hospital y trabajar juntos visualizando una mejor definición de procesos y optimizar la asistencia y el backoffice.

La mudanza de mentalidad, no solo de la Gestión, sino también de todo el equipo, es fundamental para el desarrollo en el camino de la HIMSS. Y la mudanza debe acontecer desde el inicio del proyecto, para envolverse con todas las etapas y así garantizar una utilización máxima de las herramientas.

Para una transformación digital visualizando obtener la autenticación de la HIMSS, el asesor alerta que es natural enfrentar desafíos. El principal es que tener un ambiente digital presupone un hospital sin papeles, pero esta mudanza es cultural y de largo plazo porque exige una interoperabilidad, tanto interna cuanto externa, de los sistemas. Esta integración requiere una nueva cultura en todo el sector, además, de mudanzas en la relación entre las operadoras y los prestadores de servicios – algo que solo comenzó en la realidad brasileña.

En la visión del especialista, es esa interoperabilidad lo que permitirá la reformulación en la manera de como la asistencia es dada en Brasil, proporcionando el valor en la Salud que se discute y desea.