22 / Marzo / 2018

Especial cloud en la Salud #2: los impactos de la computación en la nube en la medicina diagnóstica

Computação em nuvem

Un estudio realizado por el instituto indiano de investigaciones Mordor Intelligence indica que el mercado global de la computación en la nube en la Salud debe lograr US$ 15,2 mil millones hasta el fin del año 2020. Pero, para ello, hay mucho quehacer, para que el sector adopte ese tipo de tecnología. Son muchas las preocupaciones, que incluyen tantos los aspectos más sencillos, como la elección de la tecnología del momento ideal y el momento correcto para la migración, como también los más complejos, como la seguridad de los datos y la necesidad de cambiar la infraestructura sin perjudicar a la atención. Eso se debe al hecho de que, diferentemente de empresas que tienen la opción de bloquear sus operaciones para realizar algún cambio, las organizaciones de Salud cuidan muchas vidas diariamente y, por lo tanto, no puede parar.

Es lo que sucede en los centros de medicina diagnóstica, que es el enfoque de este segundo especial cloud en la Salud preparado por MV.

Esas organizaciones realizan exámenes fundamentales para la detención de algunas enfermedades, algunas de ellas con posibilidad de cura ampliada si analizadas temprano. Muchas funcionan 24 horas al día, los siete días de la semana, en especial aquellas que poseen sala de emergencia.

Para que puedan adherir a la computación e la nube, lo primero a ser hecho es la actualización de la infraestructura e integración de todas las tecnologías allí utilizadas. Después, es necesario elegir un profesional que, además de indicar los software y tipos de nubes ideales (privada, pública e híbrida), auxiliará la institución en los momentos de inestabilidad.

Aunque no parezca confiable no tener los datos de manera “física”, los archivos no están vulnerables a pérdidas, robos, cortes de energía o invasiones – como lo que sucedió en 2017, en hospitales de Europa y de otros países, que tuvieron sus centros de datos afectados por un virus, poniendo en riesgo la seguridad de las informaciones.

Hay dos principales aplicaciones de cloud en la medicina diagnóstico:

- Almacenamiento de imágenes: con el Sistema de Comunicación y Archivo de Imágenes (Picture Archiving and Communication System – PACS), imágenes producidas en resonancias, tomografías y otros tipos de exámenes poden ser guardadas en la nube, facilitando el uso de herramientas que permiten la reconstrucción de la imagen en otros planes, como la Reconstrucción Multiplanar (MPR), la Proyección de Intensidad Máxima, Mínima y Media (MIP/mIP/Media) y el uso del 3D (visión tridimensional).

- Emisión informes médicos a distancia: el almacenamiento en la nube facilita la implementación de una central de informes médicos, tecnología que proporciona aumento en la productividad en medicina diagnóstica, más seguridad para el paciente y reducción de costos de asistencia médica. Ella aún proporciona los servicios de excelencia a lugares más aislados de los grande centros urbanos, que, mucha veces, no tienen profesionales capacitados y equipamientos adecuados.

La movilidad de la computación en la nube permite que los exámenes e informes médicos guardados a través de la integración entre el PACS y el Sistema de Información en Radiología (Radiology Information System – RIS) se encuentren disponibles en cualquier lugar, como, por ejemplo, en el quirófano del médico que necesita operar a un paciente lesionado, en el consultorio de un profesional de evalúa la situación de un tumor cancerígeno o cuando el paciente y el médico están lejos uno del otro.

Para que la cloud en la Salud sea una realidad, es fundamental, además, que los responsables de la tecnología de la información (IT) mantengan un diálogo cercano a los gestores de las organizaciones, de manera que se pueda comprender cómo la tecnología podrá ayudarlos, cuáles datos e informaciones debe transferirse para la nube y cómo un paro en el sistema los afectaría. Con esas informaciones, es más fácil hacer una planificación eficaz y con plazos bien definidos, cambiando la manera de guardar las informaciones sin ningún tipo de perjuicio para el paciente.

¡Lee más acerca del tema en el e-book y en otros contenidos de esta serie!