13 / Diciembre / 2017

Gestión inteligente en la distribución de medicamentos mejora la seguridad del paciente

Gestão Inteligente

Práctica unida a la informatización ayuda a minimizar errores que pueden perjudicar al tratamiento indicado por los médicos

 

Reducir la incidencia de errores causados por medicaciones es una preocupación global. La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo, recientemente, una campaña enfocada en la disminución de por lo menos 50% de daños graves y evitables asociados a cambios o errores de manipulación de medicamentos en los próximos cinco años. Para obtener los resultados en el tratamiento indicado por el equipo médico, es indispensable que la seguridad del pacientes e a lo más importante durante todas las etapas de la atención.

Una de esas etapas cruciales es la distribución de los medicamentos. Aunque el uso de sistemas de gestión ya sea una realidad en algunos hospitales, es necesario comprender de qué manera ellos pueden auxiliar el trabajo de la farmacia hospitalaria, para que errores sean minimizados. Para que se use integralmente las funcionalidades tecnológicas, también es necesario practicar técnicas esenciales de gestión e investigación que se inicien desde el origen de la información sobre el paciente, como, por ejemplo, generación de protocolos médicos – que estandaricen la atención –, alertas para interacciones medicamentosas (droga x droga; droga x alimento; droga x diagnóstico; droga x resultado de examen), alertas de sobredosis y alertas de reacciones alérgicas a substancias que componen el medicamente prescripto.

Sávio Barbosa, coordinador de los cursos de Farmacia y de Estética y Cosmética de la Universidade Metodista de São Paulo – Brasil, resalta que la gestión inteligente de la farmacia hospitalaria es uno de los puntos más relevantes en la administración de una organización de Salud, cuando el tema es la seguridad del paciente. Eso porque la tecnología posibilita que se haga el proceso de evaluación de prescripciones, a través de los farmacéuticos, de manera más efectiva, gracias a los sistemas automatizados, que informan qué ítems deben ser evaluados y, después, distribuidos. “Eso garantiza controles eficientes que ayudan a evitar errores que comprometan el tratamiento y la salud de los pacientes”, comenta el especialista.

Algunas herramientas de los sistemas de gestión pueden ser utilizadas para optimizar la distribución y garantizar la seguridad del paciente, permitiendo la coleta, el registro, la transmisión y el rastreo automático de datos en la distribución de medicamentos, con grado de asertividad y velocidad superior a los registros manuales.”

Así, la evaluación de la prescripción es más rápida y eficaz, gracias al análisis del farmacéutico de problemas como sobredosis, alergias y otros, seguida del control a través del código de barras, que controla el lote y la caducidad, además de permitir el rastreo de los medicamentos. La tecnología también impide que se aplique el medicamento de manera equivocada en otro paciente, y permite el control de lotes y caducidad de medicamentos distribuidos.

El uso del Registro Clínico Electrónico del Paciente (PEP) también puede facilitar el control de complicaciones relacionadas a la prescripción equivocada de medicamentos, interacción medicamentosa y alergias. La herramienta, que reúne todas las informaciones clínicas del paciente, permite personalizar el cuidado en salud, al informar, por ejemplo, posibles alergias e interacciones medicamentosas. El PEP también permite la reducción de incidencias de errores de diagnósticos, emitiendo alertas necesarios sobre el paciente, de acuerdo con su historial.

El circuito cerrado de medicamentos es otra estrategia de gestión inteligente, ya que monitorea todas las operaciones hechas, desde la prescripción hasta el chequeo en cama, por medio de un dispositivo móvil que lee el código de barra. Con eso, se puede verificar si el medicamento direccionado al paciente es el mismo prescripto por el médico y ofrecida por la farmacia, en horario y dosis correctos.

El rastreo de los medicamentos también mejora la seguridad del paciente. Con eso, todos los ítems son serializados y rastreados durante la producción, en todas las etapas, hasta el momento de venta. Dentro del mismo lote, cada medicamento tiene un código diferente y se registra como único, lo que permite el rastreo a través de un software y la monitorización de todos los lugares en donde aquél código estuvo. La práctica actúa directamente contra la falsificación de medicamentos.

 

Desafío

Aunque esté disponible toda la tecnología, el mayor desafío del departamento de farmacia clínica todavía es garantizar que el medicamento prescripto para un determinado paciente sea, de hecho, direccionado a él, reduciendo el índice de error a lo mínimo que se pueda.

Mirar la tecnología como una aliada de ese proceso, pero, también incluir técnicas de gestión en la distribución de medicamentos, como la integración de los sectores y la capacitación de los funcionarios involucrados, proporcionará al paciente la seguridad que él necesita cuando busca un hospital para cuidar su salud.