06 / Agosto / 2019

La “integración” del gerente médico en el contexto de la Salud Digital

gestor médico, gestão em Saúde, gestão hospitalar, soluções MV,

Desde el perfil asistencial hasta la unión de la medicina, la IT y la gestión, el profesional debe actuar como el principal incentivador de la aceleración del ciclo de innovación en las organizaciones del departamento. 

 

El área de la salud está en constante transformación y, junto a ella, una figura fundamental en las organizaciones: el gerente médico. Ese profesional, que surgió a partir de los primeros hospitales, se confronta con muchos retos que exigen mucho más que el conocimiento en medicina: en el contexto de la Salud Digital, por ejemplo, él debe desplazarse entre la gestión y la IT, incentivando la construcción de una cultura que acelere el ciclo de innovación. Ese cambio de perfil pasa, esencialmente, por la formación. 

En esa “integración” del gerente médico, el perfil exigido actualmente es el de un profesional que sepa lidiar con toda la complejidad de la medicina y, a la vez, que esté pendiente de los desafíos que se presenten, como, por ejemplo, motivar el equipo asistencial a pensar e innovar sus procesos, con el soporte de las informaciones generadas por los sistemas de gestión, de forma coordinada y sinérgica. Además, ante la cantidad de datos recolectados, que crece al diario, necesita preocuparse por la gestión de la seguridad de las informaciones, siendo el principal incentivador de la cultura de innovación en el área de la salud dentro de las corporaciones. 

Para Ricardo Madureira, director técnico asistencial del Hospital Santa Izabel, que integra el complejo de la Santa Casa de Bahia, la formación médica, y también la de los demás profesionales del área de la salud, necesita cambiar. “Creo que los cursos deben agregar asignaturas de metodologías de gestión en el área de la salud, trabajo en equipo, seguridad y coordinación del cuidado. No queda duda de la necesidad de entrenamiento específico en el uso de los sistemas operativos para la seguridad y la calidad asistencial.”

Madureira cree que es necesario tener una mirada profundizada acerca del ser humano, y no tan solo con relación al proceso técnico del diagnóstico y del entrenamiento. Por lo tanto, estima, además, la inclusión de asignaturas humanística en el pregrado, como filosofía, sociología, antropología. “Los profesionales de la salud necesitan comprender al ser humano en todas sus dimensiones.”

Leandro Costa Miranda, CMIO del Hospital 9 de Julho y consultor médico de Folks, resalta que es necesario ir más allá de la formación médica y buscar conocimientos también fuera del pregrado. Para él, todos los médicos deben conocer acerca de gestión financiera, de gestión de la información y de recursos humanos, porque ellos son, esencialmente, profesionales que lideran el equipo del área de la salud y, por lo tanto, necesitan hacerlo con entendimiento de la causa. 

Para él, en nuevo perfil del gerente médico es aquél que posee un conocimiento profundo acerca de dichos roles. “Y, pensando en la Salud Digital, es importante, además, que ese profesional conozca un poco de lógica de programación. El futuro de las herramientas de soporte a la decisión puede ser comparado, por ejemplo, a tener clase de farmacología, en la cual se puede conocer el riesgo y el beneficio de cada medicamento para, así, decidir lo mejor en la toma de decisión sobre el tratamiento. El soporte a la decisión estará muy vinculado a los profesionales del área de la salud, y ellos deberán saber cuándo necesitarán pasar por encima de la decisión, comprendiendo de qué modo ella ha sido programada.”. 

Cultura de innovación 

Dentro de ese nuevo perfil, estimular la cultura de innovación en el área de la salud es una tarea del gerente médico. Para Madureira, será fundamental que él sepa cómo dar un feedback y cómo crear un sistema de reconocimiento y de mérito. El experto cree que el futuro de la Salud Digital necesitará profesionales más empáticos, que empoderen sus pacientes y que tengan la capacidad de pensar en herramientas que les proporcione salud, y no tan solo resuelva enfermedades. 

Miranda cree que es necesario tener la visión del futuro, además de tener un contacto cercano a la estrategia del hospital, pues la función del gerente será realizar esa integración: él recibe los dolores, dialoga, discute, une las personas y, así, adopta las tecnologías que benefician a todos. 

El nuevo gerente médico es, por lo tanto, aquél que mira más allá de la medicina y que, más que todo, sabe cómo humanizar el área de la salud, uniendo las personas y utilizando las herramientas adecuadas para proporcionarle al paciente la calidad de vida que él espera y necesita.