12 / Junio / 2018

Medicina diagnóstica: problemas impactan en el flujo de informes médicos

Medicina Diagnóstica

Cuando los pacientes llegan al centro de medicina diagnóstica, llevan con ellos diversos sentimientos; algunos de ellos se presentan para recibir exámenes de rutina; otros, esperan la confirmación del diagnóstico, en el caso de que haya algo más grave. Su visita al centro médico no debe generar ningún tipo de incómodo, como problemas de desplazamiento interno, largo tiempo de espera, impactando el flujo de los informes médicos, siendo perjudiciales a la imagen de la Institución en el mercado, generando malos resultados financieros.

Los problemas empiezan en el agendamiento de exámenes y procedimientos. Uno de los motivos es la ausencia de integración de la agenda al Historial Clínico Electrónico del Paciente (PEP), dificultando el acceso del radiólogo a su historial. El PEP reúne procedimientos efectuados, enfermedades preexistentes, alergias, interacciones medicamentosas (que influyen en el uso del contraste), entre otras indicaciones importantes para la elaboración del informe médico, especialmente en el caso de los exámenes solicitados para el seguimiento de la evolución de la enfermedad. Sin comunicación, se puede hacer solicitudes desnecesarias de exámenes, ampliando los costos, y diagnósticos superficiales, que no analizan el cuadro general de la salud del paciente.

La ausencia de indicaciones dificulta la elaboración del documento, dejando más lento el flujo de informes médicos y reduciendo la productividad y rentabilidad de la organización.

“La rastreo de los pacientes en un servicio de salud comprende el concepto de workflow (flujo de trabajo). La mejor forma de ejecutarlo es a través de software que acompañan las diversas etapas de la atención de los pacientes, desde su primer contacto con el servicio, en el agendamiento, hasta la conexión con los datos de su Historial Clínico Electrónico”, resalta Rogério Caldana, gestor médico del centro diagnóstico de Fleury Medicina e Saúde no Brasil.

 

Tecnología y gestión

El Sistema de Información en Radiología (Radiology Information System – RIS) establece y acompaña el desplazamiento de los pacientes en el servicio diagnóstico, automatizando el flujo de trabajo – desde el agendamiento, atención y diagnóstico, hasta la distribución de resultados del examen. Las informaciones están disponibles en una atmosfera accesible a todos los profesionales vinculados en la atención. Además, integrado a otros sistemas, se pueden incluir alarmas personalizadas en el caso de alergias u otros antecedentes que necesiten una intervención integrada del equipo. 

Según Caldana, el uso de sistemas de workflow (flujo de trabajo) y de rastreo, permite que el médico radiólogo se dedique integralmente a las actividades más estratégicas, como la atención directa a los paciente, la análisis de los exámenes diagnósticos y la asesoría a los médicos de otras especialidades.