08 / Marzo / 2018

Radiografía digital: indicadores de productividad ayudan a la tomada de decisiones

radiologia digital

La productividad es una de las principales preocupaciones de todo negocio, ya que está vinculada a la capacidad de atender bien a los clientes con relación a la margen, lo que impacta en los resultados financieros. En la radiología digital, los indicadores de productividad tienen como objetivo evaluar el rendimiento y la eficiencia de los procesos, además de mensurar la cantidad de recursos necesarios para la elaboración de los informes médicos. El concepto proporciona a los gestores una visión de la performance de cada profesional radiólogo y también de la organización, en general, lo que ayuda en la tomada de decisiones.

Los números de informes médicos elaborados a diario por un profesional radiólogo es solo un ejemplo de los tantos indicadores de productividad. Ellos también pueden enfocarse en la asertividad y calidad de eses documentos, ofreciendo confiabilidad y seguridad a los pacientes – lo que ayuda a resaltar la organización en el competitivo mercado de la Salud.

En el contexto financiero, los indicadores posibilitan el análisis de la rentabilidad para cada tipo de examen, uniendo el tiempo necesario, el status del profesional, el volumen de clientes y otros.  También se puede medir la productividad a través de la visualización completa de las actividades de cada colaborador, de la distribución de tareas e del nivel de importancia de cada una de ellas.

Para implementar indicadores de productividad en radiología digital, la primera etapa a cumplirse es el mapeo de los procesos involucrados en la elaboración del informe médico. Es el análisis de esas actividades de rutina que permite encontrar problemas, solucionarlos y, así, mejorar el flujo de operación. Unido a la herramienta de Business Intelligence (BI) y analytics, el proceso ayuda a crear estrategias de negocios, como la contratación de profesionales en turnos específicos, de acuerdo con el movimiento o la necesidad de adquisición de equipamientos. 

Concentrados en el Sistema de Informaciones en Radiología (Radiology Information System - RIS), los indicadores son de fácil acceso a los profesionales de la radiología. Un panel de instrumentos (dashboard), que permite la visibilidad de la productividad de la productividad en tiempo real y el control de niveles de servicios, ayuda en el cumplimiento de los plazos de entrega de los informes médicos a los pacientes y, consecuentemente, en el seguimiento de las metas individuales y de la organización.

 

Gestión

Son exactamente los indicadores de productividad que permiten que los gestores establezcan una meta para cada profesional y también para el equipo, como un todo. Ese modelo incentiva el aumento de la performance también desde el punto de vista de la gestión de personas: es posible analizar el desempeño de los equipos, contribuyendo para la mejora del proceso de descripción y evaluación de los cargos, desempeño de los funcionarios, planes de metas, formulación de política de recompensas y otros aspectos que implican la gestión de personas.

Para trabajar con indicadores, además de mapear los procesos y usar la tecnología, también se necesita capacitar e incentivar los equipos, que deben completar completamente los datos en los sistemas de gestión y colaborar para el aumento de la productividad. Es la disponibilidad, cantidad y calidad de eses datos que permite la determinación de rumbos, revisión de procesos y aun el cambio de la manera como el centro de diagnóstico funciona – además de establecer metas que posibiliten el logro de los resultados anhelados.

Los centros de medicina diagnóstica necesitan conocer su capacidad y planearse para ampliarla a través de la productividad. Aquellos que logran mantener la estructura necesaria para esa evolución ganan en el quesito “agilidad”, sea en la emisión de los resultados, sea en la reducción de las filas de espera. La consecuencia de la mayor productividad viene en la facturación de la empresa, que tiende a subir, pero, sin embargo, perdiendo en enfoque en lo que más interesa a una organización de Salud: la calidad de la atención.