18 / Diciembre / 2018

Salud Digital y medicina 4P como estrategias para instituciones de Salud

Medicina 4P

Tecnologías disruptivas son fundamentales para lograrse sostenibilidad; sin embargo, el cambio en la manera de pensar también es esencial para una Salud más preventiva y menos enfocada en la enfermedad

 

El futuro del sector pasa por una construcción de una Salud Digital que considere los cambios en la población. Estudios estiman que en el año de 2050 la expectativa de vida en los países en desarrollo, como Brasil, por ejemplo,  será de 82 años para los hombres y de 86 años para las mujeres. Con una cantidad mayor de ancianos, la incidencia de enfermedades crónicas aumenta. Así, el sistema de Salud del futuro debe asumir la responsabilidad de ayudar a los individuos y mantener la calidad de vida, pero no solo tratar enfermedades cuando ellas ya estén establecidas, como sucede en el modelo actual.

 

La búsqueda por una transformación digital de la Salud pasa por la medicina 4P, que es ampliamente discutida en Europa y en los Estados Unidos desde hace por lo menos una década. El concepto se basa en cuatro principios: 

  • Prevención: la búsqueda por más calidad de vida implica la necesidad de acciones de medicina preventiva que incluyan no solo citas y exámenes de rutina, pero también la participación y educación del paciente, para que él actúe junto al médico en la busca por hábitos de vida más saludables. Herramientas de monitoreo, como aplicaciones de Salud, recolectan datos que auxilian en la prevención y en el seguimiento de las funciones vitales de los pacientes. 
  • Predicción: la medicina diagnóstica es fundamental para el diagnóstico de inúmeras enfermedades. Unida al avance de los estudios en medicina molecular, ella tiene potencial para estimar la posibilidad del paciente llegar a desarrollar algún tipo de problema en el futuro, estimulando acciones preventivas aún antes de instalarse una posible situación  clínica. 
  • Participación: la humanización en la relación entre el médico y el paciente también es una característica de la medicina 4P. La comprensión del modo de vida es importante para un diagnóstico eficiente y un tratamiento eficaz, además de estimular la participación activa del individuo en el cuidado con su propia salud. 
  • Personalización: cada paciente debe tener su tratamiento de forma individual, considerando sus necesidades y su modo de vida, además de su historial de salud. Herramientas como el Historial Clínico Electrónico del Paciente (PEP) son muy importantes para ese factor, por reunir informaciones fundamentales para la tomada de decisión del médico.

En los Estados Unidos, el Instituto de Medicina 4P es un Organismo sin ánimo de lucro, creado en el inicio de la década, con el objetivo de volverse un lugar de referencia en investigación en el tema y mostrar la relevancia de eso para el Sector. Algunas aseguradoras de Salud estadunidenses presentan experiencias acerca del modelo, buscando encontrar una forma de estimular la calidad de vida y la reducción de los costos asistenciales en el país.

Tecnología

Algunas innovaciones de la Salud Digital sin esenciales para la construcción de modelos de medicina 4P. Para Wagner Sanchez, Doctor en Ingeniería Biomédica y Coordinador del MBA en Health Tech de la Faculdade de Informática e Administração Paulista (Fiap), en Brasil, las tecnologías disruptivas son las principales responsables por el cambio en la manera cómo las instituciones comprenden la Salud. “Esa innovaciones digitales están cambiando radicalmente el modelo de las empresas, las funciones de los personales y la forma cómo las personas se relacionan, estudian, trabajan, compran, se alimentan y también cuidan su salud. El sector es impactado por eses cambios, sea en el diagnóstico, en la previsión o tratamiento de enfermedades o en el cambio de hábitos, en el uso de dispositivos inteligentes y aún en la digitalización de modelos de negocios, impulsando, así, la medicina 4P.”

Para él, los modelos de negocios actuales ya no son sostenibles y necesitan reinventarse completamente, para que puedan tener fuerzas ante la transformación digital. “Para la implementación de una medicina predictiva, preventiva, participativa y personalizada es necesario que haya la unión entre la salud y la tecnología, lo que se logra con herramientas como Inteligencia Artificial (IA), big data, Internet de las Cosas (Internet of Things – IoT), modelos de prototipos, wearables, nanotecnología, blockchain y tanta otras, que se funden y crean oportunidades jamás pensadas.”

Los mayores retos para la implementación están en la alta inversión, en la madurez de la gestión de las organizaciones y, principalmente, en el cambio de la manera de pensar de los personales, que necesitan comprender que el futuro de la Salud Digital depende de estos cambios.

PEP

Sanchez resalta que el PEP es uno de los principales vínculos de la medicina 4P. Él explica que un historial clínico más predictivo, colaborativo, personalizado y seguro, unido a una Salud 4.0 e incrementada por las tecnologías emergentes, proporciona dos importantes impactos para la Salud:

  • La gestión se hará más eficiente, uniendo informaciones y aplicando nuevas tecnologías con asertividad y enfoque en el individuo.
  • El individuo vivirá más y con más calidad de vida, utilizando órganos artificiales, prótesis y wearables, con más control sobre su salud, sufriendo menos efectos por razón de su trabajo, alimentación o estilo de vida.

Preparación

La Salud Digital es el camino, pero los hospitales necesitan estar preparados para las herramientas disruptivas que deben aparecer en los próximos años. Para el profesor, no existe cambio que se de en un solo día. “Lo que debemos implementar es una ola de transformación digital y, principalmente, un cambio de mindset. Ese proceso debe adentrar los departamentos desde la más alta gestión hacia los demás, contaminando positivamente los colaboradores, eliminando los “glóbulos blancos corporativos”, que luego se rebelan contra objetos extraños dentro del cuerpo.”

La Organización debe elaborar una planificación para lograr la transformación digital de la Salud, identificando su impacto, estableciendo cronogramas, capacitando personas, previendo inversiones, cosechando resultados y aprendiendo con los errores. Es una larga jornada que necesita iniciarse inmediatamente, pues mientras más se espere, más complicado será el proceso.