27 / Marzo / 2017

Tecnología en la Salud: la revolución de la medicina predictiva

Medicina Preditiva

La adopción de herramientas que agregan inteligencia a la gestión de los datos de los pacientes, permite reducción de problemas y de costos asistenciales

 

El mercado talvez no haya comprendido, de forma profunda y amplia, el impacto que la tecnología en la salud y la revolución de los datos generarán en la estructura de costos en la salud y en la forma de hacer el tratamiento y prevención de enfermedades. Segundo la consultoría global Gartner, hasta 2020, 40% de las personas podrán cortar sus costos de salud con ayuda de rastreadores fitness - un tipo de wearable device o dispositivo vestible -, gracias a un acompañamiento más inteligente, y en tiempo real, de sus informaciones individualizadas y de recomendaciones de actividades que eviten problemas futuros.

De acuerdo a la consultoría, uno de los principales causadores de riesgo a la salud es el sedentarismo, que atinge 41% de la población masculina y 48% de la femenina en países desarrollados. Quien no hace ejercicios moderados de por lo menos 30 minutos cuatro veces por semana  está de 20% a 30% más susceptible a la muerte. Entre hombres, por ejemplo, caminar por lo menos 30 minutos por día puede reducir en 18% el riesgo de enfermedades en la arteria coronaria, y para las mujeres res horas semanales de caminada disminuye en 35% el riesgo de ataque cardiaco.

"Rastreadores fitness son útiles, buscan metas semanales registrando su progreso en su base diaria. Dispositivos que monitorean frecuencia cardiaca pueden garantizar que el usuario entre en un programa de salud con la intensidad y la duración que sea útil y eficaz", explica la consultoría.

Pero los monitores son solamente el primer paso para una visión global de la tecnología en salud que conduzca a una postura más proactiva en la gestión de la salud, explica Alexandre Erik Costa, gerente de cuentas de MV. "La combinación de la medicina preventiva y de la medicina predictiva garantiza más calidad de vida para la persona, que necesita pasar por menos procedimientos médicos invasivos", detalla, indicando que esa postura, invariablemente, genera una reducción de costo para todo el sistema de salud.

En primer lugar, la medicina preventiva sirve para evitar que enfermedades sean desarrolladas. Alguien que tenga tendencia a desarrollar una enfermedad crónica - como un hipertenso o alguien que tenga exámenes alterados, indicando potencial para diabetes, por ejemplo - puede prevenir la evolución de la enfermedad adoptando hábitos más saludables, como la práctica de ejercicios físicos, acompañamiento nutricional y otros cuidados específicos.

Pero la tecnología en la salud abrió espacio para el desarrollo de otra modalidad: la medicina predictiva. "Todas las enfermedades que son causadas por males hábitos y por herencia genética pueden ser identificadas con años de anticipación con análisis de las informaciones clínicas del paciente", aclara. "El análisis predictivo permite la identificación de posibles riesgos en la salud por medio de informaciones clínicas previamente existentes, no solo del paciente: de sus  familiares y de grupos de riesgo de los cuales él hace parte", continúa Costa.

En el futuro, la tendencia es que cada individuo tenga un Registro Personal de Salud (Personal Health Recorder -  PHR), en donde bajo su poder, estarán todas sus informaciones  médicas registradas a lo largo de su vida en los más diversos puntos de atención en los cuales haya pasado.

Hoy, ya hay entidades con operadoras de salud y redes de hospitales que agregan informaciones individualizadas de sus usuarios en el PEP y piden que el usuario coloque sus informaciones personales, como hábitos alimentarios y prácticas de ejercicios, para que por medio de su compromiso se hagan las previsiones. "Eso genera indicadores personales sobre su salud y permite al sistema usar esos datos en un análisis predictivo", explica Costa, detallando que esa previsión se garantiza por sistemas de análisis de datos especializados en salud, o sea, cuando hay más datos estructurados, hay más informaciones disponibles.

Soluciones ya permiten también que los prestadores de servicio tengan "calculadoras clínicas", que son útiles para predecir escenarios en que la operadora o el hospital diseñar la perspectiva de salud futura de aquella persona. "Lo más importante es agregar inteligencia a los datos, gracias a los análisis y compromiso del usuario. Esa combinación garantiza un autocuidado mayor y eso reduce los costos al sector", continúa el especialista. Para él, con la integración de los wearable devices a esos sistemas de análisis – por donde se envían los datos de salud a los sistemas automáticamente – la medicina predictiva ganará más fuerza.