21 / Diciembre / 2015

Factores que influencian en la gestión del riesgo en operadores de salud

gestão do risco

Actualmente, en el mundo corporativo, la salud se tornó “el beneficio”. Su impacto en el presupuesto de las empresas es grande y configura uno de los mayores gastos empresariales. Para una operadora de salud, tener un planeamiento que tenga en cuenta factores de riesgo es importante, y esencial, en un mercado cada vez más competitivo.

Teniendo en cuenta que un riesgo es todo procedimiento puntual que pueda desequilibrar la política de un operador, es necesario considerar acciones que puedan mitigar esos problemas, incluso si son inexistentes al principio. Un buen punto de partida es realizar acciones preventivas para que disminuya la probabilidad de que esos eventos ocurran. Mapear la salud de la populación y trabajar con programas de calidad de vida, contra tabaquismo, alcoholismo, sedentarismo y obesidad, pueden revertir en buenos resultados.

Sin embargo, mismo pautada en métricas y acciones de prevención, la gestión estratégica de riesgos debe considerar algunos hechos en el caso de un operador de salud. El primero es la identificación del público objetivo. Ese es el inicio de un proceso de gestión de riesgo, después de todo, segmentos diferentes tienen riesgos diferentes.

Más adelante, es necesario hacer la negociación con los prestadores de servicios de salud para el control de las variaciones de los costos asistenciales del operador y conseguir, de todas formas, el cálculo de precios adecuado. En esta etapa, es preciso tener en consideración hechos del pasado y del futuro. Por ejemplo, estadísticas como frecuencia de utilización, costo promedio de los eventos y la propia observación de esos mismos indicadores en el mercado.

La gestión médica y la comercial no pueden dejarse de lado. Una es esencial para la fabricación de las estadísticas que serán la base para la gestión de riesgo y la otra, para el equilibrio necesario del flujo de entradas y salidas de beneficiarios, sea en planes de contratación individual o productos colectivos empresariales o de adhesión. Finalmente, la lucha contra el fraude es uno de los ítems más importantes y debe tener planes y estrategias permanentemente actualizadas.